Biblioteca de tapial en Tanzania/ Rammed earth library

ururu-kibaoniSuenan todas las alarmas, unas estridentes y molestas y otras dulces y melódicas, pero todas naturales. Son aproximadamente las 6,30 de la mañana. Kibaoni amanece temprano. Los gallos parecen contentos, los polluelos inquietos; alguien hace sonar con una piedra la campana oxidada de la Kibaoni Elementary School, los cocineros machacan madera a hachazos para preparar el deseado chapati; my friendy Samueli hace estrellar su carretilla contra el marco de la puerta. Los muzungus más madrugadores ya esperan impacientes el chai masala en el salón-comedor-estar-laboratorio-hospital-oficina. Amanece un nuevo día en Tanzania. Con el tiempo acabamos añorando hasta el ruidillo más molesto. Que no decir de los momentos más bellos…

Kibaoni es una pequeña población de casas dispersas y gentes humildes de la región del Kilimanjaro al norte de Tanzania. Antiguas construcciones de barro y nuevas de hormigón compiten por la hegemonía. La modernidad, la industria y la globalización ha entrado también de lleno e nuestra humilde población. Tanzania parece debatirse entre lo que ha sido y lo que pretende ser. A parte de las posibles consideraciones sobre el orígen de las distintas maneras de construir a lo largo de la historia de Tanzania y sus implicaciones y connotaciones políticas, parece que las construcciones de tierra han sido una pieza clave de la arquitectura tradicional tanzana. Se trata de un material local, disponible, facil de manejar y manipular, un material ecológico, un material resistente si se utiliza correctamente y, sobre todo, un material barato. La iniciativa de construir un proyecto piloto que sea capaz de recuperar y poner en valor un material tradicional pero con técnicas contemporáneas y con el objetivo primordial de ser replicable, nos resultó de gran interés desde que llegó a nuestros oídos y terminó por conmovernos cuando de verdad lo probamos. Ururu hace las maletas. Decidimos involucrarnos por completo en este proyecto, viajar a Kibaoni y aportar todo lo que estuviera en nuestra mano para llevarlo adelante.

Pati y Lara, verdaderas madres de este gran proyecto, se convertirán muy pronto en nuestras compañeras de viaje. Un viaje de a penas unos metros desde la casa a la biblioteca, pero de muchas, muchas horas. Junto con ellas, Tanzania Goes MUD se convertirá en un proyecto de muchas otras personas que también fueron imprescindibles.

Este proyecto piloto es una biblioteca comunitaria para la escuela primaria de Kibaoni, construída a base de barro. Se trata de un proyecto colectivo que tiene el objetivo de ejemplificar la construcción tradicional con barro desde un punto de vista contemporáneo que muestre las cualidades y ventajas de construir con este material y promueva su uso como sistema de construcción alternativo, económico y sostenible.

NIVELADO DEL TERRENO/ SITE FLATTENING

17 de julio. Primer día de trabajo. Elegimos la ubicación del proyecto. Un punto lo suficientemente cerca del colegio pero también un poco separado para evitar ruidos y molestias en la biblioteca. Las características del terreno -calidad de la tierra, pendiente, orientación- parecen ser semejantes en todo el colegio. La primera tarea ardua es limpiar y nivelar toda la parcela.

ururu-obra-9

La parcela resultó ser un campo de patatas! El nivelado del terreno se convierte en un arrancado de raíces. Toda la limpieza y nivelado de la parcela nos lleva una semana.

ururu-obra-0

ururu-obra-8

Para nivelar el terreno utilizamos una manguera transparente llena de agua. Se coloca cada extremo de la manguera en cada una de los puntos a nivelar y se mide altura de la marca del agua hasta el suelo. La diferencia de altura entre los dos puntos es la cantidad de tierra que hay rebajar de la parte de menor dimensión.

ururu-obra-7

CIMENTACIONES / FOUNDATIONS

Las cimentaciones se realizaron con piedras de tamaño medio (de más a menos tamaño) y tierra sobre una zapata corrida de 50cm de profundidad por 60 cm de ancho a lo largo de todo el perímetro de la plataforma y del edificio. Utilizamos hilos de colores para hacer el replanteo.

ururu-obra-4

Toda la excavación se realizó manualmente con picos (djembe-suka) y palas (beles). Aproximadamente 15 muzungus (blanquitos) y 2 trabajadores locales.

ururu-obra-3

ururu-obra-6

Una vez excavada toda la zanja, se procedió a verter una capa de 5 cm de hormigón de limpieza antes de colocar las piedras.

ururu-obra-5

Eli se encargaba de traernos las piedras de los márgenes del río y amontonarlas junto a la zanja.

ururu-obra2

Poco a poco, fuimos colocando las piedras más grandes en la primera capa dejando pequeños espacios entre si.

ururu-obra-10

ururu-obra2

Entre capa y capa de piedras, se vertía la tierra excavada en los intersticios y se echaba agua para compactar y aglutinar.

ururu-obra-13

Se añade una última capa de hormigón de 5cm antes de empezar con la sobre-cimentación.

ururu-obra-11

ururu-obra-12

ururu-obra-14

 

SOBRE-CIMENTACIÓN / OVER-FOUNDATIONS

Para proteger los muros de tierra, se levanta la sobre-cimentación 50cm por encima de la zapata corrida. Esta se construye a base de piedras de tamaño medio y hormigón de aglutinante.

ururu-obra-48

Se rellena, también, toda la superficie con piedras y tierra para levantar todo el suelo a la altura de los muros de tierra. Las piedras deben ser colocadas con cuidado para cubrir todos los huecos y que no queden grandes huecos vacíos. Deben colocarse unas contra otras, en equilibrio, para evitar movimientos.

ururu-obra-55

Se vuelve a nivelar la superficie con una capa de hotmigón que elimina todos los posibles errores provocados por las piedras.

ururu-obra-19

Una vez terminada la sobre-cimentación y conseguido una superficie uniforme donde apoyar los muros, procedimos a colocar la lámina de impermeabilización que proteje el muro de tierra de posibles humedades de la cimentación y el terreno.

ururu-obra-47

 

 COMPOSICIÓN Y PROPIEDADES DE LA TIERRA / EARTH PROPERTIES

Antes de empezar a construir el muro de tierra, era preciso conocer las características del suelo del que íbamos a obtener nuestra materia prima. Para ello

 

 

ENSAYOS CON TIERRA / EARTH TESTS

Esta es probablemente una de las partes más complejas de todo el proyecto, pero también, por ello, una de las más interesantes. Compleja porque no hay una receta, porque hay poca investigación actualmente sobre el barro y su utilización en la construcción, porque todos los estudios y manuales que existen sobre construcción con tierra están basados en experiencias muy concretas en lugares muy concretos. La tierra es un material natural, y como tal, bastante impredecible. Depende de su contenido en limo y arcilla, de su humedad, de los minerales que alberga, de la vegetación que crece sobre ella, del clima, del cemento o arena que se añada, etc. La tierra disponible en todo el recinto del colegio resultó no ser de la calidad que esperábamos y, esto, alargó un poco más la fase de los tests.

ururu-obra-65

ururu-obra-17

Existen ciertos parámetros que hemos podido seguir del manual de Hernot Minke y otros manuales, pero muchos otros que hemos tenido que testear y experimentar nosotrxs mismxs. Teóricamente, la tierra apisonada se utiliza con una consistencia seca.

ururu-obra-54

Durante una semana realizamos más de dos decenas de pruebas con distintas proporciones de tierra, arena, cemento y materia orgánica. Todas ellas con un contenido muy bajo en agua (en torno al 2%). Sólo una de ellas parecía funcionar: la prueba número 1 de la segunda semana en la que, casi por error, añadimos más agua de la que se suponía. Después de 4 o 5 días de secado, este error se convirtió en una roca: resistente a compresión y con una cohesión muy elevada. Además, la retracción tampoco era un problema.

 

Empezamos a cambiar nuestra línea de investigación. El agua se había convertido en el ingrediente fundamental de la mezcla. Empezamos a realizar todas las pruebas anteriores pero añadiendo un 10%-15% de agua. Ahora todas las pruebas parecían funcionar más o menos bien. El tiempo de secado era mayor pero los resultados empezaban a resultar prometedores. En menos de 24h nuestra cara había cambiado. La frustración e incomprensión de la primera semana dieron paso a una segunda semana de rápidos y productivos avances. En cuestión de 4 o 5 días teníamos 5 muestras excelentes:

-20%tierra, 80%arena

-60%tierra, 40%arena

-45&tierra, 40%arena, 5%cemento

-70% tierra, 29%arena, 1%cemento

-67%tierra, 15%arena, 8%cemento, 10%fibras vegetales

muestras

Decidimos quedarnos con la probeta intermedia. El cemento nos daba cierta seguridad de la que no queríamos prescindir aunque la segunda prueba, natural, y sin cemento añadido, mostraba, aparentemente, la misma resistencia y cohesión. Sin rastro de grietas por ningún lado. El resultado era tan bueno que nos sorprendíamos nosotrxs mismxs. El ingeniero y experto en tierra se sorprendió también, y nos felicitó muy entusiasta. Tenía muchas ganas de empezar a construir el muro como el nuestro. Incluso comentó su intención de implementar la técnica en sus próximas obras.

ururu-obra-78

MUROS DE TIERRA / EARTH WALL

Una vez conseguida la mezcla adecuada, es necesario empezar a construir el encofrado para el muro de tapial. Para ello analizamos distintos sistemas a utilizar, pensando cual sería el óptimo para nuestra biblioteca.

En un principio nuestra idea era construir un encofrado que nos permitiera realizar, en varias tongadas, una capa de tapial de unos 60 cm de altura, desmontarlo una vez esta estuviese acabada, y montarlo de nuevo  encima para realizar la siguiente. Estudiando distintos proyectos, y hablando con una compañera que había trabajado en otra construcción de tapial, nos decidimos finalmente por el modelo de encofrado “trepador”, que parecía más adecuado.

ururu-obra-42

Tablones horizontales para el encofrado.

ururu-obra-43ururu-obra-50

Este encofrado consiste en una estructura vertical fija , que cubre la altura total del muro, más unos 50cm extra para permitir el apisonado de la última capa de tierra. Se colocan unos montantes dobles, en este caso, cada 80cm, y un travesaño inferior por cada montante, una varilla roscada, apoyada sobre la sobrecimentación. Estas varillas atraviesan el muro y permiten apretar el encofrado girando las tuercas de sus extremos.

img_7375ururu-obra-51

ururu-obra-21

Las “paredes” del encofrado (los tablones horizontales) están construidos con tres tablones de 20cm, unidos entre sí, consiguiendo una altura suficiente para el apisonado de la tierra. Uno de los lados es 60cm más largo (la anchura del muro) para permitir el montaje del encofrado en esquina cuando sea necesario. Estas paredes son el elemento trepador, que va subiendo una vez las tongadas de tierra alcanzan el límite superior de las paredes. Aflojando la presión de las varillas, se separan ligeramente los montantes, permitiendo elevar los tablones para la siguiente tongada. En los extremos del encofrado se colocan las ventanas que, al ir de suelo a techo, ejercen de encofrado perdido. En las esquinas, se colocan dos encofrados, para evitar una junta entre dos muros realizados en momentos distintos, lo que podría debilitar esa zona.

Se realiza la mezcla y se vierte dentro del encofrado en capas de unos 16 cm que, una vez apisonadas, serán de unos 8-10 cm, hasta alcanzar los 60 cm de la altura de las paredes. La tierra se apisona con los “tampers” o pisones, con los que se va golpeando la tierra hasta conseguir la dureza óptima.

Trabajar con tierra permite la manipulación de los muros una vez construidos. En este caso, necesitábamos eliminar 15 de cm de una esquina que no había quedado correctamente. Con un tiempo de secado de una noche, el muro tenía ya una solidez y una consistencia sorprendentes. Con la ayuda de un machete y un buen “fundi”, conseguimos eliminar la parte en mal estado y aplanar la superficie.

ururu-obra-76

ururu-obra-38
Los tampers o pisones que utilizamos para apisonar la tierra son tanto metálicos como de madera, y aunque ambos funcionan bien,  los de madera resultan más fáciles de manejar que los metálicos, demasiado pesados. La superficie de apisonada no debe ser mayor de 20-25 cm y la barra de agarre suficientemente redondeada y pulida para permitir un buen agarre.

ururu-obra-74ururu-obra-79

MURO DE COB / COB WALL

Este proyecto es, en parte, un gran espacio de experimentación in situ. Lo más importante era probar distintas técnicas y sistemas, conocer perfectamente la tierra y sus posibles combinaciones y resultados. En este sentido, decidimos realizar la partición interior del proyecto con la técnica del cob. El cob es un material de construcción cuyos componentes son arcilla, arena, paja y barro común de tierra. El proceso de fabricación del cob permite que las construcciones realizadas no requieran ser transformadas previamente en ladrillos, sino que, al igual que en el tapial, el conjunto se construye a partir de los cimientos, en muros de un solo bloque. Es una técnica fácilmente trabajable y moldeable.

ururu-obra-52

ururu-obra-53

ururu-obra-71

ururu-obra-73

ururu-obra-77

ururu-obra-72

MUROS DE CONTENCIÓN CON GAVIONES / CONFINED STONE WALLS

Otro de los sistemas que decidimos explorar son los gaviones. Consisten en una caja o cesta en forma de prisma rectangular, rellena de piedra, de enrejado metálico de malla. Se trata de un sistema muy fácil de construir, a la vez que muy económico y disponible.

ururu-obra-44

ururu-obra-40

Las uniones de las aristas de las distintas caras de las jaulas se cosen con un alambre que sea fácil de manejar.

ururu-obra-15

Introducimos “tensores” en el interior de las jaulas para evitar su deformación con la introducción de las piedras.

ururu-obra-46

Se remata la parte superior del gavión con piedras de superficie plana para permitir usarlo como asiento.

ururu-obra-20

ururu-obra-80

El proyecto se encuentra aún en pleno proceso de construcción y actualmente sigue necesitando la ayuda de todxs vosotrxs. Si queréis contribuir con una donación, podéis pinchar aquí.

Muchas gracias por vuestra colaboración!

Para consultar más información: tanzaniagoesmud

Queremos dar las gracias, en especial, a Patricia Bascones y Lara Briz. Primero por darnos esta oportunidad, y , segundo, por su compromiso , su buen criterio, su inteligencia y su fuerza. Pero, sobre todo, por ser unas grandísimas personas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s